Sembrar semillas de secuoya

Germinar semillas de secuoya gigante a veces puede llegar a ser un proceso que requiere paciencia y algunos mínimos conocimientos al respecto. Algunas de las dificultades que se nos pueden presentar intentando reproducir secuoyas es el bajo porcentaje de viabilidad de sus semillas, aún proporcionándole las mejores condiciones.

Cómo Sembrar semillas de Secuoya Gigante

Uno de los principales puntos a tener en cuenta en la siembra de secuoyas gigantes o cualquier otra especie para asegurarnos el éxito, es la buena calidad de las semillas. Previamente a la siembra tiene que haber habido un almacenamiento de semillas correcto y en unas condiciones especiales.

Una vez disponemos ya de semillas de buena calidad, preparamos la siembra. Lo que hice yo es emplear un macetero alargado, que aunque no es el más indicado para la siembra de semillas, facilita el poder sembrar un gran número de ellas debido a su bajo porcentaje de germinación.

El sustrato que uso es un sustrato comercial esponjoso, aireado para facilitar el drenaje y evitar problemas de podredumbres y hongos y ligeramente ácido (ph por debajo de 7).

Las semillas son de un tamaño muy reducido y tienen unas pequeñas alas así que la manera de sembrarlas es esparcirlas aleatoriamente por todo el sustrato, a poca distancia de la tierra evitando que se amontonen. Cuando están sobre el sustrato se cubren con una finísima capa de tierra ya que la semilla es muy pequeña y acto seguido se humedece el semillero pulverizando agua por encima y se deja todo el otoño e invierno en exterior estratificando, el semillero debe permanecer húmedo aunque esto no es difícil en estos meses debido a las bajas temperaturas.

Germinar semillas de secuoya

Después de haber pasado los meses del invierno estratificando en el exterior aunque protegidas, sobre el mes de Abril comienzan a germinar las semillas de secuoya y las pequeñísimas plántulas de secuoya gigante empiezan a asomar.

Secuoyas gigantes germinadas

Las secuoyas germinadas son de un aspecto muy frágil, con lo que los riegos que hago los sigo haciendo pulverizando agua sobre el sustrato para evitar que se muevan las semillas y la tierra y evitar así destaparlas o dañarlas.

En esta época del año los riegos tienen que ser moderados, es decir, hay que echarles agua solamente cuando comprobemos que el sustrato está seco a unos dos o tres centímetros de profundidad. Ésto lo comprobaremos metiendo el dedo con cuidado.

El motivo por el cuál hay que tener cuidado con los riegos en esta época del año es que al haber germinado algunas secuoyas, gracias el aumento de la temperatura ambiental, el mantener las plantas con exceso de humedad puede provocar proliferación de hongos en ellas como el «damping off» y acabar así con toda nuestra siembra.

Trasplante de Secuoya a macetas individuales.

Después de haber pasado las secuoyas su primer periodo vegetativo, es decir, la primavera y el verano, llega el otoño y con él la parada vegetativa de todos los árboles. Es en este momento cuando aprovecho a llevar a cabo el trasplante de las secuoyas y separarlas en contenedores individuales.

Hay que decir que con sólo un año las plantas pueden ser demasiado pequeñas y frágiles, por lo que si no estamos muy seguros de hacer el trasplante, podemos asegurarnos algo más de éxito dejándolas otro año más en el contenedor donde han germinado. De hecho pienso que es lo más aconsejable para asegurarnos la supervivencia de las secuoyas.

Una vez que la savia esté parada, sobre el mes de Noviembre y Diciembre podemos manejarlas con bastante seguridad. Es conveniente que en su trasplante se mantenga algo de cepellón adherido a las raíces, aunque si finalmente se nos desmorona podrán soportarlo al estar en letargo y brotarán sin problemas. También es posible que haya que cortar parte del sistema radicular para plantar las secuoyas en la nueva ubicación. Ésto se debe hacer de una manera limpia, con unas tijeras afiladas y no ser demasiado la raíz que cortemos.

Tercer año de la secuoya

El desarrollo de la secuoya se va acelerando conforme pasa el tiempo, y cada año es más rápido. Esta foto es de principios de la primavera donde está comenzando a brotar. Hice un trasplante porque las raíces crecen muchísimo de un año para otro e intento que no se produzca la espiralización para que pueda crecer sin problema cuando vaya a su sitio definitivo, que por cierto aún no he decidido.

tres savias secuoya

Secuoya al cuarto año

Mide 80 cm y la he tenido que trasplantar porque su crecimiento se acelera mucho con el paso del tiempo.

Observo que la maceta se queda muy reducida para el crecimiento que requiere esta especie, por lo que tendré que plantar la secuoya en su lugar definitivo.