Madroño (Arbutus unedo)

Entradas relacionadas con el madriño (Arbutus unedo)

No se han encontrado entradas.

Arbutus unedo, comúnmente llamado madroño, es un arbusto o árbol pequeño de hoja perenne de hoja ancha que es nativo del área mediterránea. Por lo general, crece en forma de tallos múltiples, pero se puede podar para darle forma de árbol de un solo tronco.

Alcanza una altura de hasta 10-15 metros de altura, y rara vez crece hasta 20metros. Los troncos y ramas maduros están cubiertos con una corteza de color marrón grisáceo que se desprende en tiras para revelar una atractiva corteza interior de color marrón rojizo.

Las flores aromáticas, de color blanco rosado, en forma de urna, en panículas colgantes (de hasta 5 cm de largo), florecen en octubre, y la floración a menudo continúa hasta enero. Los frutos verdes, esféricos, de tallo largo (hasta 2,5 cm de diámetro) aparecen en invierno después de las flores , pero tarda casi un año completo en madurar. A medida que comienzan a florecer nuevas flores blancas en octubre, los frutos del invierno anterior maduran a rojo fresa, dejando a la planta con la situación inusual de tener flores atractivas y frutos maduros al mismo tiempo.

Hojas brillantes, coriáceas, obovadas, de color verde oscuro (hasta 10cm de largo ) tienen tallos rojos y márgenes aserrados.

frutos y flores de madroño

El nombre del género proviene del nombre latino de esta planta.

El epíteto específico undedo es una combinación de las palabras latinas unum que significa «uno» y edo que significa «comer» resultando en «yo como uno» en referencia a la fruta comestible (pero desagradable).

Se pueden comer los frutos del madroño

Es comestible; la fruta es dulce cuando está completamente roja, aunque no conviene abusar, ya que se hace fácilmente indigesto. Las semillas son pequeñas, marrones y angulosas y, a menudo, las aves frugívoras las dispersan. El nombre unedo se atribuye a Plinio el Viejo, quien supuestamente afirmó que «unum tantum edo», que significa «solo como uno».

Cuidados del madroño (Arbutus unedo)

Tolerante a la contaminación, a los suelos ácidos y alcalinos y las posiciones costeras expuestas, el madroño (arbutus unedo) es bastante resistente al frío, pero prefiere un lugar protegido a pleno sol. Este árbol de hoja perenne puede alcanzar los 5 o 4 metros en 20 años y es una maravillosa especie para jardines por su belleza, y para fauna por sus frutos.

Cómo sembrar madroños

Para sembrar semillas de madroño, tenemos que recolectar los frutos, y abrirlos para extraer de entre la pulpa las semillas. Una vez extraídas, se limpian en agua para eliminar los restos de la pulpa, y se pueden dejar en agua un día para que se hidraten.

Una vez limpias las semillas, se siembaran en un buen sustrato que no se apelmace mucho, y con una capa de tierra muy delgada, tienen que quedar casi vistas, para que la pequeña planta pueda germinar.