Esquejes de tejo plantados

Cómo hacer esquejes de tejo para clonarlos

Reproducción de tejo por esqueje

Reproducir tejos dependiendo de la manera que se haga puede ser una tarea lenta y tediosa que requerirá de nuestra paciencia y constancia en los cuidados si es a partir de semilla ya que pueden tardar en salir varios años como explico en la entrada de sembrar semillas de tejo, o se pueden obtener jóvenes plantas de forma más sencilla y rápida a través de esquejes. Y de eso precisamente hablo en esta entrada, de cómo hacer esquejes de tejo.

  • Ventajas:
    • Podemos reproducir árboles exáctamente iguales del que hemos sacado el esqueje. Esto es muy útil si por ejemplo queremos conservar una genética en concreto o si queremos sacar un árbol con un porte y unas características similares al árbol madre, ya sea por resistencia a plagas, vigor, longevidad, forma etc…
    • Otener jóvenes plántulas por esquejes es un método bastante más rápido que obtenerlos por semilla ya que nos puede ahorrar unos pocos años. Además es una especie propicia para el esquejado siendo muy alto el porcentaje de éxito.
  • Inconvenientes:
    • El árbol que se va a sacar de un esqueje, va a ser un árbol sin un sistema radicular completo a diferencia de los sacados desde semillas. Esto es un inconveniente bastante importante si se quiere destinar al nuevo árbol a una repoblación donde éste tenga que resistir los rigores del clima como puede ser la sequía, ya que al tener un sistema radicular no demasiado desarrollado le será difícil conseguir esa humedad edáfica tan necesaria para esta especie en los meses más duros del estío de las zonas mediterráneas. Si se quiere para un jardín donde va a estar cuidado y no le faltará agua o para zonas lluviosas como puede ser la cornisa cantábrica y zonas limítrofes podría aguantar perfectamente.
    • No se favorece la diversidad genética al ser ésta idéntica a la del árbol del que se extrajo la estaquilla a diferencia de los ejemplares sacados de semilla que proceden de dos progenitores.

Cómo hacer esquejes de tejo

Principios de otoño es una buena época para intentar la reproducción vegetativa de algunas especies, en este caso de tejos, al ser una especie que me merece gran interés por su valor ecológico, belleza, gran longevidad, historia y culto ancestral a esta especie etc…
El objetivo de reproducir un árbol por esquejes es conseguir un clon, es decir un ejemplar genéticamente idéntico al árbol del que se extrae la estaquilla y por lo tanto saldrá un ejemplar similar al árbol madre.

Lo primero que hago es elegir los árboles de los que quiero extraer nuevos ejemplares, así que se seleccionan pies sanos y vigorosos para asegurarnos mayor éxito.

Esqueje de tejo

Una vez seleccionado el árbol, se van a coger siempre ramillas que crecen junto al tronco de forma vertical, es decir, no vamos a coger esquejes terminales de ramas laterales ya que lo más seguro es que si enraíza crezca horizontalmente sin crecer en altura.
Las ramillas seleccionadas son semileñosas de ese mismo año o del anterior como mucho y de entre 20 y 25 cm de longitud, como la de la siguiente imagen.

Después se quitan las hojas de la mitad inferior o 3/4 inferiores del esqueje y los dejo 24 horas en una disolución de agua con 1 o 2 ml de hormonas enraizantes por litro de agua, compuestas por ácido indolbutírico.
Una vez pasadas las 24 horas más o menos se lavan los esquejes en un recipiente con agua limpia para eliminar los restos de hormonas que hayan podido quedar. El sustrato que se usa es el que hay en el lugar donde van a estar los árboles en el futuro, ya que es aconsejable que no tengan un cambio brusco en las condiciones del suelo cuando pasen a su lugar definitivo, aunque en este caso he mejorado su estructura con una pequeña parte de un sustrato de similar ph más mullido y aireado para evitar el apelmazamiento y la asfixia de las futuras raicillas.
El paso siguiente es meter los esquejes en tierra en macetas, yo uso siempre alveolos forestales para evitar la espiralización de la raíz y esta pueda crecer de manera correcta. En algunos sitios que también explican cómo hacer esquejes de tejo se dice que hay que plantarlos a unos 45º de inclinación para favorecer el enraizado del esqueje, pero yo no lo hago así y desconozco los resultados.

Una vez plantados todos los esquejes, es muy importante que siempre tengan una buena humedad ambiental y edáfica para evitar que se sequen, pero sin encharcamientos con el fin de evitar la proliferación de hongos y evitar podredumbres que estropeen los esquejes.
En mi caso en el invierno no los meto a invernadero ni a sitios de mucha humedad porque al ser una zona montañosa y lluviosa la humedad del ambiente es suficiente y se mantienen bien, así que se debe actuar en función del clima que haya en la zona.

Esquejes de tejo plantados

Enlaces relacionados de reproducción de tejos por esquejes de tejo

En esta web se puede leer más sobre cómo hacer esquejes de tejo y todo lo relacionado con esta especie.