Reproducción del abedul (betula pubescens)

En esta entrada detallaré el proceso de reproducción del abedul (betula pubescens). El abedul es además una especie bastante sencilla de reproducir desde semilla, y una vez germinada, tiene un crecimiento rápido.

Recolección de semillas de abedul

Las semillas de abedul, son de un tamaño muy reducido, apenas llegan a 1 mm. A sus lados hay dispuestas dos alas, que unido a su ligereza, son capaces de desplazarse a través del viento a distancias considerables, fomentando la colonización de nuevos espacios, que es una de las principales funciones del abedul, y con lo que consigue colonizar y fertilizar con sus hojas suelos pobres.

Las semillas están dispuestas en amentos que contienen cientos de semillas y que cuelgan de las ramillas terminales de los abedules.

Sembrar las semillas

Una vez tenemos los amentos deshechos, es decir, las semillas sueltas, se espolvorean y reparten a lo largo de un semillero con turba negra, con un ph bajo, de entre 5 y 6,5, ya que esta especie es donde crece. Una vez en el sustrato se remueve la superficie para que las semillas queden semienterradas.

Germinación de las semillas de abedul (betula pubescens)

Después de pasar los meses de invierno en el sustrato, a la intemperie, es entre Febrero y Marzo, o más tardes, segun lo fría que se la zona, comienzan a germinar las semillas de abedul. Las jçovenes plántulas son muy frágiles, y hay que tener mucho cuidado de las heladas y de la predación de las aves.

Crecimiento en el primer año

El primer año, y dependiendo de la densidad de siembra, los abedules pueden crecer más de medio metro, eso sí, deben pasar todo el verano con abundante agua para que los crecimientos sean buenos.

A partir de aquí, llegados al invierno, hay que separar los abedules en contenedores forestales individuales, ya que otro año todos juntos sería muy perjudcial.