Skip to content

Roble o quejigo andaluz (Quercus canariensis)

7 de diciembre de 2019

Entradas relacionadas con Quejigo andaluz (Quercus canariensis)

[pt_view id=”e0797bey3d”]

¿Te has preguntado alguna vez cómo es el Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis)? Esta especie forestal es una de las más representativas de la Península Ibérica y cuenta con una distribución geográfica muy amplia. En este artículo, te proporcionaremos información detallada sobre su origen, hábitat y características.

Index

    Origen y Distribución en Europa.

    El Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis) es una especie de roble originaria de la región del Mediterráneo. Se encuentra en España, Portugal, Marruecos, Argelia y Túnez. Se trata de una especie arbórea que crece en terrenos silíceos de baja y media montaña, en zonas de clima mediterráneo y oceánico.

    En la Península Ibérica, el Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis) es más frecuente en el sur de la península, especialmente en Andalucía, donde se encuentra en estado silvestre y se utiliza también en plantaciones forestales. Es el roble que mayores requerimientos hídricos necesita, por lo que se adapta perfectamente a las condiciones climáticas de las montañas del sur de España, en concreto a las Sierras del Aljibe (Cádiz), y Sierra de las Nieves (Málaga) y es que la precipitación en estas sierras es muy abundante, ya que recibe los vientos oceánicos que provocan la humedad y una alta precipitación.

    Cómo es el Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis).

    El Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis) es un árbol de tamaño mediano que puede alcanzar los 25 metros de altura. Su tronco es grueso y su corteza es rugosa y de color oscuro. Las hojas son grandes y lobuladas con lóbulos pequeños, de color verde oscuro y con una textura lisa, sin pilosidad cuando adquieren su aspecto definitivo. Como curiosidad, las hojas del quercus canariensis pueden ser caducas o permanecer perennes según el clima donde estén. Los frutos son bellotas, que maduran en otoño e invierno, y que son una importante fuente de alimento para la fauna de la zona.

    El Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis) es una especie muy resistente a las enfermedades y plagas. Es capaz de adaptarse a diferentes tipos de suelo, siempre y cuando éste sea bien drenado y sean algo ácidos. Además, es una especie muy longeva, que puede llegar a vivir varios siglos.

    Hábitat del Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis).

    El Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis) se encuentra en bosques mixtos, formando parte de la vegetación de ribera y creciendo en laderas que mantengan humedad. Se trata de una especie que prefiere terrenos silíceos ácidos, y se encuentra en altitudes que oscilan entre los 200 y los 1.500 metros sobre el nivel del mar.

    Además, es un árbol que puede soportar bien la sequía estival, aunque necesita cierta cantidad de agua para su crecimiento. Por esta razón, es frecuente encontrarlo cerca de ríos y arroyos, ya que en estas zonas el agua es más abundante.

    Importancia del Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis).

    El Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis) es una especie forestal de gran importancia en la Península Ibérica. Por un lado, es un árbol que proporciona sombra y protección a otras especies, lo que lo convierte en un componente clave de los ecosistemas forestales. Además, su madera es muy valorada en carpintería y ebanistería, ya que es resistente y duradera.

    Por otro lado, el Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis) es una especie que juega un papel importante en la conservación de la biodiversidad. Sus frutos son una fuente de alimento para muchas especies de la fauna de la zona, como las aves, el jabalí, el corzo o la ardilla.

    Cuidados y conservación del Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis).

    Para garantizar la supervivencia del Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis), es importante realizar un adecuado manejo forestal. Esto incluye la realización de podas, para mejorar la calidad de la madera, y la protección contra plagas y enfermedades.

    Además, es importante conservar los bosques donde crece esta especie, ya que son un hábitat esencial para muchas especies de la fauna y la flora de la zona. Esto implica la realización de una gestión forestal sostenible, que tenga en cuenta las necesidades de la naturaleza y de la sociedad.

    Conclusiones.

    El Quejigo Andaluz (Quercus Canariensis) es una especie forestal de gran importancia en la Península Ibérica. Es un árbol resistente y longevo, de suelos ácidos y climas húmedos de alta pluviometría, y que proporciona sombra y protección a otras especies. Además, su madera es muy valorada y sus frutos son una fuente de alimento para muchas especies de la fauna de la zona.

    Es importante conservar los bosques donde crece esta especie, para garantizar la supervivencia de la biodiversidad de la zona y para garantizar la sostenibilidad de la gestión forestal. En definitiva, el Quejigo Andal

    Suscríbete al boletín de noticias de Repoblación Autóctona

    Política de privacidad *