Skip to content

Álamo blanco, álamo común o chopo blanco (Populus alba)

5 de mayo de 2019
Álamo blanco, populus alba

Index

    Introducción

    El Chopo Blanco, científicamente conocido como Populus alba, constituye una especie arbórea destacada dentro de la familia de las Salicaceae. Este árbol, ampliamente distribuido en Europa, Asia y el norte de África, ha suscitado el interés tanto de especialistas en botánica como de aficionados a la jardinería por sus características distintivas y su adaptabilidad a diversos entornos. En este artículo, nos proponemos explorar en detalle las propiedades y peculiaridades del Chopo Blanco, desentrañando sus aspectos botánicos, ecológicos y su valor en el paisajismo.

    El Chopo Blanco se caracteriza por su porte majestuoso, pudiendo alcanzar alturas considerables, lo que lo convierte en un candidato ideal para la creación de barreras visuales o rompevientos en paisajes tanto urbanos como rurales. Sus hojas, de un blanco plateado característico en el envés debido a la presencia de pelos finos, contrastan vivamente con el verde oscuro del haz, brindando un espectáculo visual único a lo largo de las estaciones. Además, este árbol es apreciado por su rápido crecimiento y su capacidad para prosperar en suelos pobres, lo cual lo hace invaluable en proyectos de reforestación y recuperación de espacios degradados.

    Desde el punto de vista ecológico, el Chopo Blanco juega un papel crucial en la sustentación de ecosistemas locales, sirviendo como hábitat y fuente de alimento para diversas especies de fauna, incluyendo aves e insectos. Su importancia trasciende lo ornamental, posicionándose como un elemento fundamental en la conservación de la biodiversidad y el equilibrio de los ecosistemas, principalmente de rivera, donde se inserta.

    Taxonomía del Chopo blanco (Populus alba)

    • Reino: Plantae
    • División: Magnoliophyta
    • Clase: Magnoliopsida
    • Orden: Malpighiales
    • Familia: Salicaceae
    • Género: Populus
    • Especie: Populus alba

    ¿Cuánto mide el álamo blanco?

    El álamo blanco, también conocido como chopo blanco (Populus alba), es un árbol que se distingue por su impresionante altura. Bajo condiciones óptimas, puede alcanzar entre 20 y 25 metros de altura, aunque en algunos casos excepcionales puede superar los 30 metros. Este crecimiento lo convierte en un árbol majestuoso y prominente en cualquier paisaje donde se encuentre.

    ¿Cuánto vive un chopo blanco?

    La longevidad del chopo blanco puede variar significativamente dependiendo de su entorno y condiciones de crecimiento. En promedio, estos árboles pueden vivir entre 100 y 200 años, aunque algunos ejemplares pueden alcanzar una mayor longevidad bajo condiciones ideales de crecimiento y con cuidados apropiados.

    ¿Cómo es el tronco del álamo blanco?

    El tronco del álamo blanco se caracteriza por su corteza lisa y de color grisáceo en los ejemplares jóvenes, la cual se torna más oscura y agrietada con la edad. Este árbol posee un tronco recto y robusto, que le confiere una estructura sólida y resistente. Es notable por su capacidad para desarrollar un tronco prominente que soporta su amplia copa.

    ¿Cuánto crece un chopo al año?

    El crecimiento anual de un chopo blanco puede ser bastante rápido, especialmente en sus primeros años de vida. En condiciones ideales, los brotes anuales, que son pilosos, más tarde de color marrón oliva, pueden crecer entre 1,5 y 2,5 metros por año hasta sus primeros 20 años. Este rápido crecimiento lo convierte en una especie atractiva para reforestación y para proyectos de crecimiento rápido de masa forestal. El álamo blanco o álamo común crece hasta 35 metros de altura.

    ¿Dónde plantar álamos?

    Los álamos, incluido el chopo blanco, prefieren lugares con buena exposición solar y protegidos de los vientos fuertes. Se adaptan a una amplia variedad de suelos, pero prosperan especialmente en aquellos húmedos y bien drenados. Su capacidad para crecer en suelos menos fértiles los hace versátiles, aunque deben evitarse los suelos excesivamente secos o salinos. Son ideales para plantar en áreas amplias, parques, y para crear cortinas rompevientos en campos agrícolas.

    ¿Cuántos tipos de chopos hay?

    Existen más de 35 especies dentro del género Populus, que incluye a los chopos, álamos y alamillos. Estas especies se distribuyen en diversas regiones templadas del globo, cada una adaptándose a condiciones específicas de clima y suelo. Dentro de este amplio género, podemos encontrar desde especies de rápido crecimiento hasta otras más resistentes a condiciones adversas.

    ¿Qué álamo crece más rápido?

    Dentro del género Populus, el álamo negro (Populus nigra) es conocido por ser uno de los de crecimiento más rápido. Puede ser una excelente opción para proyectos de reforestación rápida o para conseguir efectos paisajísticos en poco tiempo. No obstante, el chopo blanco también destaca por su rápido crecimiento en las etapas juveniles.

    ¿Cómo es la raíz del álamo blanco?

    Su sistema radicular siempre se adapta a la ubicación respectiva: donde el agua es abundante, se forma muy plana, en suelos pobres en nutrientes es muy extensa. La raíz del álamo blanco es profunda y extensa, lo que le permite acceder a aguas subterráneas y sostener su considerable tamaño. Sin embargo, esta característica también significa que pueden ser invasivas, dañando tuberías o estructuras cercanas. Por ello, es crucial considerar su ubicación al momento de plantar estos árboles.

    ¿Cómo plantar álamo blanco?

    Para plantar un álamo blanco, se debe escoger un lugar con suficiente espacio para su crecimiento tanto aéreo como radicular. Se recomienda plantarlo durante los meses de otoño o principios de primavera, cuando el árbol está en dormancia. Es importante preparar un hoyo grande que facilite la expansión de las raíces y utilizar sustrato de calidad para promover un crecimiento saludable. Es vital asegurar un adecuado riego durante sus primeros años de desarrollo.

    ¿Cuándo hay que podar los chopos?

    La poda de los chopos, incluido el álamo blanco, debe realizarse durante el período de dormancia, preferentemente en invierno. Esta práctica ayuda a controlar su tamaño, mejorar su forma y eliminar ramas dañadas o enfermas. Sin embargo, es importante no realizar podas demasiado severas, ya que esto puede afectar negativamente la salud y estabilidad del árbol.

    Origen

    El álamo blanco es una de las aproximadamente 35 especies de álamos que son comunes en Europa, África del Norte, Asia y América del Norte. Se producen principalmente como árboles forestales de rápido crecimiento. Populus alba se encuentra entre Europa Central y Asia Central, especialmente en valles, en las orillas de los ríos y en los pantanos. Allí crece en la zona de rivera acompañado de olmos, alisos y robles.

    Hoja del álamo blanco o álamo común

    Populus alba tiene hojas caducas, dispuestas alternativamente y de tallo largo. Su parte inferior parece que ha sido cortada horizontalmente. Varían mucho en forma: las hojas de los brotes más jóvenes tienen diez centímetros de largo, casi como el arce, el borde es ondulado, de tres a cinco lóbulos son claramente visibles. Otras hojas son bastante ovadas, el borde irregular y dentadas gruesamente. En la parte superior, el follaje es de color verde oscuro, en la parte inferior con fieltro blanco. En otoño, el follaje se vuelve de un amarillo opaco.

    Flores

    En amentos largos, las flores del álamo blanco son dioicas, y cuelgan entre marzo y abril. Aparecen incluso antes del follaje. De varios centímetros de largo son las flores masculinas rojas, ligeramente más cortas y verdosas las femeninas.

    Fruto

    Incluso antes de que el follaje del álamo común aparezca por completo, las cápsulas de las semillas, de dos a cuatro lóbulos maduran. En la pelusa que aparece en las flores, están envueltas las las semillas, para que se extiendan con el viento y el agua.

    Suelo

    Al álamo común le gustan los suelos bien húmedos, pero también puede hacer frente a la sequía. El suelo no debe estar permanentemente encharcado. El valor de pH debe ser ligeramente ácido a alcalino. Populus alba prefiere un alto contenido de nutrientes en el suelo, que es proporcionado, por ejemplo, por un sustrato arenoso-franco, pero, a diferencia de otros álamos, también se contenta con un suministro más magro. En las dunas junto al mar crece en forma de arbusto.

    Plantación

    Un buen momento para plantar es en primavera. El agujero de siembra debe ser muy superficial. El drenaje en el contenedor evita el anegamiento.

    Suscríbete al boletín de noticias de Repoblación Autóctona

    Política de privacidad *